miércoles, 21 de julio de 2010

LAS LIBERTADES DE YAMINA DEL REAL


Yamina del Real es una artista que tiene una búsqueda propia, lógica y bizarra, en donde prevalece profundamente y ante todo un concepto amplio de la libertad, mediando caminos entre la óptica natural del mundo y la naturaleza erótica del ser, en esta fluida acción se haya su trabajo entre la libertad y entre un México complejo en donde su trabajo sin ser altamente militante por la izquierda no esta dejando de a lado de la misma, la simpatía que por ella ejerce, en esta aptitud nos recuerda y nos señala su posible herencia de gente tan importante en la cultura nacional, gente como Manuel Álvarez Bravo o Tina Modotti, y en éste sentido Yamina es una hija artística del mejor espíritu arte acción revolucionario de sus antecesores, en su trabajo fotográfico y óptico que podemos encontrar, sin obviar de ninguna manera que la misma Yamina, quién se encuentra en una disciplina tan actual, como profusa, etérea y dinámica como resulta ser la fotografía, la domina y nos propone su singular marca, su mirada transparente y vivifica en su trabajo, Yamina lo demuestra mucho en su faceta como fotógrafa logrando ópticas que promueven la libertad ya mencionada, tomando tanto la desnudez femenina en algunas de sus imágenes y la desnudez masculina en otros, o la desnudez simple y llana, aunado a un artífice que se esta volviendo importante en su propuesta, esa ave de algún modo ya disecada, y que logra proponer como la metáfora propia de la libertad, y de su represión misma como negación y referente, cabe mencionar que estas imágenes son imaginativas ya que pondera el mensaje sobre el escenario de las mismas con los mínimos recursos muchas veces posibles y logrando en mucho una gran presencia, este tipo de composición también logra dejarnos entrever el gran sentido del humor en que Yamina realiza sus trabajos, un sentido del humor que es basto y único, y que nos deja ver a una mujer alegre que ama en verdad a la vida, en todos sus sentidos, bajo una mirada aguda y sobretodo lúdica en dónde el juego es altamente seductor y capital.

Esto se puede comprobar en la siguiente imagen en donde muestra un desnudo femenino de los muslos, senos y vientre de mujer, con un ave disecada en su ombligo, y compuesta de tal manera que logra pintar con los colores de la bandera nacional mexicana, en esta composición, existen tantas palabras motivadas por un momento de discreto encanto, y que es un verdadero hallazgo intimo encontrar el ave en el hermoso ombligo de la modelo. Y da un contexto a lo nacional tan erótico como intimo. Esta foto artísticamente bicentenaria logra una buena y rotunda imagen de lo íntimo como discurso de lo patrio, por que en México cómo en los mexicanos lo patrio como lo intimo y erótico dan el traste, con el discurso de los conservadores a ultranza que profieren a un México sedado que a un México rico en pasión y que con está imagen Yamina del Real nos lo recuerda de la manera más infantil, íntima y patriota de primera estirpe y de gran dimensión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada